Sobre coaching

 

¿Qué es el coaching?

El coaching es una disciplina relativamente nueva, que te ayuda a ir desde tu situación actual hacia tu situación deseada, contribuyendo a tu desarrollo personal y profesional.

 

¿Cómo se consigue esto?

Elevando tu nivel de conciencia, reforzando tu autoconocimiento, generando mayor autoestima y construyendo autoconfianza, a través de la autotransformación.

Se trata de ayudarte a descubrir quién eres realmente, que conectes con tu YO verdadero para potenciar tus dones y talentos, sacar a la luz todo tu potencial, la mejor versión de ti mism@, tu mejor YO.

De este modo serás el actor principal de tu vida, asumirás la responsabilidad y el control de la misma, y aprenderás todo lo necesario para conseguir tus objetivos y metas, ya sean personales o profesionales, sacando el mayor rendimiento de tus propios recursos (dones y talentos, habilidades,…).

 

¿Cuál es la metodología del Coaching?

El coaching se caracteriza especialmente porque está muy focalizado en la acción. Al pasado sólo se vuelve si es estrictamente necesario para coger algún aprendizaje útil para el futuro.

Es un proceso que incluye varias sesiones de trabajo entre el coach (el profesional) y un coachee (el/la cliente/a), que se pueden realizar mediante el contacto directo, por teléfono, por Skype o e-mail.

El coach: es el profesional que realiza el proceso de coaching. Te acompaña en este recorrido de autoconocimiento y autotransformación para que logres ser tu mejor versión, ya sea a nivel personal y/o profesional. Te ayuda a aprender cómo conseguir el mejor rendimiento y eficacia de ti mism@. ¿Para qué? Para que vivas tu vida como deseas vivirla consiguiendo los objetivos y metas que te propongas, para que seas más feliz.

El coachee: es el/la cliente/a que recibe el proceso de coaching. Es necesario que se comprometa firmemente con su objetivo y esté dispuest@ a asumir la responsabilidad y el control de su vida.

En la primera sesión, se define cuál es el objetivo del proceso del cliente/a, o lo que es lo mismo, qué quiere haber logrado el/la cliente/a cuando el proceso de coaching concluya. En cada sesión se trabajan metas.

Durante todo el proceso se trabaja todo aquello que bloquea, que impide al cliente/a conseguir lo que quiere, para enseñarle a gestionarlo a su favor y transmutarlo en todo aquello que le potencia, que le impulsa a conseguir sus objetivos.